UNA VIDA OFRECIDA EN ORACIÓN

Y OBLACIÓN POR LOS SACERDOTES

La voluntad de Dios, su vida

 

Madre Mª del Carmen Hidalgo de Caviedes y Gómez nació en Madrid el 3 de septiembre de 1913.


El 20 de julio de 1936, durante el bombardeo del cuartel de la Montaña, experimentó una fuerza interior que la movió a ofrecer su vida “pro eis” -por los sacerdotes-, al profundizar en el significado y la necesidad urgente del sacerdote santo, para poder celebrar la Eucaristía y llegar a las almas.


El 25 de abril de 1938, se compromete, con don José Mª García Lahiguera, a fundar una congregación de vida íntegramente contemplativa, que prolongue en la Iglesia la “oración Sacerdotal” de cristo: “Pro eis, ego rogo et sanctifico meipsum” (Jn 17).


Madre Mª del Carmen fundó monasterios en Madrid, Salamanca, Zaragoza, Huelva, Moncada (Valencia), Javier (Navarra) y Oropesa (Toledo). Con celo incesante infundió en la congregación el perfil propio de la oblata: oración continua y oblación del ser. La Eucaristía, centro de todo el vivir. El gran don de ser “familia en Dios”, unidas por la caridad de Cristo, y una tierna y filial devoción a la Virgen María a la que llaman siempre “Madre”.


Despojada de todo e imantada hacia Dios consumó su oblación, llena de la paz y la alegría de los santos, el día 1 de febrero de 2001.

 

El 14 de septiembre de 2013, tuvo lugar la apertura del Proceso Diocesano para su canonización. El acto, que tuvo lugar en el Claustro de la Casa Madre de la Congregación en Madrid, fue presidido por el Excmo. y Rvdmo. Cardenal Antonio Mª Rouco Varela.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now